¿Los medicamentos vencen en la fecha que aparece en el envase?

Tras la caducidad indicada, se desconoce el estado en que queda el medicamento y los daños a la salud que puede ocasionar su consumo.

PAUTA – Todos alguna vez nos hemos encontrado con la sorpresa de buscar un remedio en el botiquín y comprobar que venció hace varios meses. ¿Será seguro tomarlo? ¿Tendrá el mismo efecto? Nuestro Perro de Caza, de Watchdog PAUTA, investigó para responder a estas y otras preguntas con relación a la expiración de los medicamentos.

¿Qué pasa con un medicamento después de la fecha de vencimiento?

Los medicamentos sí tienen un periodo de consumo, el cual asegura que son eficaces y seguros. En este, «el medicamento conserva, al menos un 90% de sus características originales, sin embargo, después de la fecha de vencimiento el medicamento ya no posee un respaldo analítico de que estas características, se mantienen», explican desde el Instituto de Salud Pública (ISP).

Por lo tanto, no deben ser consumidos después de esa fecha, debido a que los estudios realizados por los laboratorios establecen que es en ese tiempo donde los medicamentos cuentan con estabilidad, es decir, con la capacidad de que no se alteren las propiedades físicas, químicas y terapéuticas, con las que contaban en un inicio.

En lo que se refiere a la estabilidad, se consideran no solamente los componentes activos, la integridad y sus excipientes, sino que también las características formales del producto, como el olor, color y consistencia.

Hay varios factores que inciden en que los atributos de fabricación se mantengan en el tiempo. Entre ellas se encuentran «las condiciones ambientales de almacenamiento, como la temperatura, humedad, luz, las características propias de los principios activos y también su interacción con los excipientes que componen el producto. Debido a esto es importante realizar exhaustivos estudios de estabilidad previo a su comercialización», señala Elmer Torres, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Industrial de Laboratorios Farmacéuticos de Chile (Asilfa).

Luego del vencimiento, se pueden alterar desde las propiedades químicas del medicamento -es decir, los ingredientes activos-, las físicas -como es su apariencia-, microbiológicas -referidas a la resistencia al crecimiento de bacterias-, hasta las terapéuticas y toxicológicas.

«Lo más importante es que pueden perder su efectividad, lo que significa que el principio activo o el producto químico que ejerce el efecto farmacológico puede descomponerse y transformarse en una sustancia menos activa o, incluso, generar otros tipos de problemas de salud», afirma Claudio Paulos académico de la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad Católica.

Si los medicamentos no se almacenan en las condiciones que establece el laboratorio y que se encuentran en el envase, también se pueden producir deterioros en la estabilidad y por lo mismo, que se vuelvan ineficaces antes de la fecha de caducidad. Por ello, es importante mantenerlos en un lugar fresco, seco, libre de humedad y a la temperatura adecuada.

Impacto de los medicamentos vencidos en la salud

No es posible determinar con exactitud qué porcentaje del medicamento permanece inalterado luego de su vencimiento, además en la mayoría de las ocasiones el mal estado, no se refleja en características físicas, cuando sí experimentan cambios a nivel químico o microbiológico.

«El daño a la salud producto del consumo de medicamentos vencidos no se puede descartar y por lo que no es recomendable utilizarlos después de su fecha de expiración. También una menor eficacia del medicamento puede derivar en un deterioro del problema de salud que se busca tratar», aseguran desde el ISP.

Por lo mismo, la ineficacia ya significa un daño, porque no responde a las necesidades médicas del paciente. Además, en otros casos, la degradación de algunos componentes, también puede tener efectos tóxicos para el organismo.

«En la terapéutica, es decir, todo lo que se hace para curar la enfermedad de un paciente o su estado, los grados de incertidumbre deben ser mínimos, entonces por eso los medicamentos tienen una fecha de vencimiento», menciona Javier Morales, químico farmacéutico y académico de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile.

Es por ello que todos los medicamentos son sensibles a la fecha de caducidad y, por lo tanto, experimentan modificaciones transcurrido el tiempo indicado en el envase. Palos agrega que hay que tener especial cuidado con las condiciones de almacenamiento, en el caso de medicamentos para tratar enfermedades crónicas en niños, aquellos que son inyectables y los que se recetan en patologías como diabetes o epilepsia.

Desde el ISP, explican que los productos sólidos, como los comprimidos, tienden a ser más estables que aquellos que están en una base líquida o semisólida como las cremas. Sin embargo, «lo importante es que cada medicamento tiene una fecha de vencimiento que está asignada de acuerdo con sus características y a los estudios a los cuales ha sido sometido, y por esa razón ningún medicamento debe considerarse apto para ser usado después de la fecha de vencimiento», aseguran.

Fuente: Pauta, Viernes 10 de diciembre de 2021

https://bit.ly/3m38G9P